Jaime

Jaime
Diploma Baldor

domingo, 1 de marzo de 2015

El capitalismo ya está agotado, sentencia Mújica.

Iván Jaime Uranga Favela
Es sorprendente que a pesar de no tener una concepción avanzada de la lucha de clases en el mundo, los defensores de la especie humana y su calidad de vida, también llamados de izquierda, hayan avanzado tanto, llevando a países como Uruguay, Argentina, Brasil, Ecuador, Bolivia, Venezuela, Nicaragua y Cuba entre otros, a desafiar al sistema de dominación mundial en América.
¿Por qué no tienen una concepción avanzada de la lucha clases?
Sencillamente porque se quedaron en el pensamiento del siglo XIX. Cierto, el pensamiento marxista no pudo ser superado por ningún pensamiento en esa época. Lo cual no significa que, las condiciones y fenómenos que ocurren en el mundo actual, no hayan superado al pensamiento de esa época, con nuevos fenómenos y condiciones distintas. El teórico más consecuente con la ideología del fin de la historia es Fukuyama, pero no es único, tiene un gran número de seguidores en el mundo, sus mismos críticos, de la izquierda “avanzada” y filósofos de renombre intelectual, apoyan su teoría. Pueden criticarlo, pero en la práctica son sus seguidores.
Según estos pensadores, resulta que la lucha de clases no ha superado la contradicción de proletarios y burgueses. El sistema capitalista llegó hace más de 300 años para quedarse, por los siglos de los siglos. Y, no ha sido capaz de engendrar en su seno nuevas clases sociales, pues eso en la práctica, aunque digan otra cosa, equivale al fin de la historia.
Esta concepción retrógrada del mundo, frena el avance de la humanidad. Mantiene, en la sociedad, la lucha antagónica de clases cuya contradicción ha pasado a segundo plano, los burgueses hace cien años que no son la clase social que manda al globo, debido al advenimiento de nuevas clases antagónicas, pasaron de victimarios a ser víctimas pauperizadas junto con el resto las clases sociales que en el pasado han dominado el mundo, entre ellas la clase imperialista, que ha cedido el poder a la nueva clase social que domina el orbe, es decir, la oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional (Omecafi).
Los países que he mencionado en América, se encuentran sumidos en una feroz lucha de clases, infelizmente, la contradicción principal se libra no con el enemigo de todos, la Omecafi, sino entre clases que deberían ser aliados. Esta lucha ha fortalecido en gran medida a la Omecafi, porque le proporciona millones de mercenarios gratuitos (los tontos útiles), que al debilitar a los gobiernos de izquierda piensan que avanzan. Fatalmente, la Omecafi si tiene conciencia de clase, es inteligente y sabe distinguir a los enemigos de los amigos.
Las oligarquías locales de esos países compuestas de clases sociales que en el pasado dominaron, no tienen esperanza, por más esfuerzo que hagan, nunca dejaran de ser mercenarios o sicarios de la Omecafi, porque aunque reciban parte del botín, el verdadero poder no se comparte, serán desechadas cuando no sirvan a los intereses del amo, deberían saberlo. Hoy son carne de cañón.
Qué Don José Mújica diga que el capitalismo está agotado, ya es un avance en la concepción del mundo, ojalá muchos lo sigan.
 Viví en un movimiento llamado Tierra y Libertad, en Monterrey, México (1975-1979). A los que fuimos a la escuela (yo soy ingeniero) se nos tachaba de pequeño-burgueses, a los dueños de una tienda se les decía burgueses, si tenías un auto comprado en abonos, eras un burgués, en fin. Había muchas contradicciones artificiales creadas por una concepción equivocada del mundo. Erróneamente se pensaba en términos de que el sistema capitalista estaba más vivo que nunca, cuando los capitalistas eran tan explotados por el sistema imperante, al igual que las demás clases explotadas de la sociedad. Habían pasado más de 70 años que el capitalismo perdió el poder. El imperialismo había comenzado su declinación (guerra de Vietnam, dinero deuda, poder financiero avanzando). Si los dirigentes del pueblo no tienen un buen diagnóstico del sistema mundo en que viven (teoría revolucionaria), cometen el error de multiplicar a los enemigos. Aliados naturales, son empujados, por el rechazo, a ser lacayos, mercenarios y sicarios a las órdenes del sistema dominante. Una revolución precisa de la cooperación de toda la gente que tiene experiencia en producción, construcción y comercio entre otros. Tacharlos de pequeño burgueses, o burgueses, los manda al bando enemigo. El enemigo, bien que sabe aprovechar esas fallas. Confieso que no conozco bien las condiciones de Venezuela, pero me he encontrado con gente, que por ningún motivo debía estar en la oposición. Entonces algo está fallando. Los terratenientes, los empresarios medios y pequeños, los comerciantes, son tan explotados como el pueblo en general. La oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional (Omecafi) que hoy domina el mundo, nos explota a todos, si algunos viven mejor que otros, es parte de la estrategia de dividir a la sociedad, favorece a los que le sirven y aplasta a los que se le oponen. He leído a Heinz Dieterich y su socialismo del siglo XXI, es muy pobre su teoría, aunque sea alemán. Estoy en la lucha desde hace 47 años, pero he mantenido un perfil bajo, para investigar y encontrar certezas.
Esos que llamaban en Tierra y Libertad pequeño burgueses, somos los estudiantes del Movimiento Estudiantil del 68, que hemos mantenido en alto la bandera de la oposición. Casi no hay movimiento popular, dónde no haya un ex-movimiento del 68. Así que, resultó que los pequeñoburgueses han sido revolucionarios toda su vida.
Pensar que ser pobre es ser revolucionario, es un error, los obreros de los sindicatos de México, son lo peor de la sociedad, con honrosas excepciones. Las condiciones en que se encuentra México, son bien merecidas por la sociedad entera. Seguimos el camino de Colombia, no porque los gringos sean malos, que lo son, sino porque hemos hecho todo lo posible como sociedad para seguir los pasos de un narco-estado.

lunes, 16 de febrero de 2015

Muerto el capitalismo la esperanza vive

¿Sirve de algo saber qué sistema domina el mundo?
Iván Jaime Uranga Favela
No. Para muchos intelectuales y pensadores de las ciencias sociales, que erróneamente siguen defendiendo la tesis de la existencia del capitalismo por los siglos de los siglos.
¿Qué implicaciones tiene ese no? Bueno, si el capitalismo ha existido, existe y seguirá existiendo. ¿Qué  caso tiene molestarse en su transformación? Solo unos cuantos idiotas pueden plantarse transformar algo que ha existido, existe y existirá por siempre.
Si se acepta que el capitalismo nace con la invención del motor de vapor en 1712 por Newcomen y perfeccionado por James Watt más tarde, dando nacimiento a la Revolución Industrial. Es decir, tres siglos de capitalismo y los que faltan. Con pensadores muy despiertos afirmando que el capitalismo se recicla (evoluciona) y se ha vuelto despiadado y neoliberal. ¡NO HAY ESPERANZA PARA LA HUMANIDAD! ¡SOLUCIÓN, EL SUICIDIO!
Lenin, después de un análisis y síntesis de varios libros escritos por pensadores conservadores y socialdemócratas de su época, documentó el nacimiento de una clase social imperialista, que, usando de manera facciosa el poder de los Estados-nación, asociados al poder financiero, se repartieron el mundo.
Como el reparto se consideró poco equitativo, las contradicciones entre ellos, anticipó, solo serían resueltas mediante guerra. Dos guerras mundiales entre imperialistas, confirman las predicciones de Lenin. Ese libro se llama Imperialismo: fase superior del capitalismo. ¡Escrito hace más de 100 años!
El sistema imperialista no dejó intacto al sistema capitalista, le arrebató el poder y lo puso bajo sus órdenes. El dogma capitalista del liberalismo siguió vigente, pero como dogma. Sólo que los monopolios multinacionales dominaron el mercado y los capitalistas dominaron a nivel muy local o fueron llevados a la quiebra. Se convirtieron, al igual que los señores feudales y esclavistas, en una reminiscencia del pasado. ¡El mundo cambia!

He afirmado que mi descubrimiento de la Omecafi (oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional), manda al basurero de la historia el dogma del sistema capitalista eterno y en constante evolución. Equivale a la destrucción del dogma de la Tierra plana y centro del universo. ¡DEVUELVE AL MUNDO LA ESPERANZA, PODEMOS TRANSFORMAR EL MUNDO SE ENOJE QUIENSE ENOJE! ¡ES MÁS ESA TRANSFORMACIÓN YA COMENZÓ! ¡UN MUNDO MEJOR ES POSIBLE!

martes, 3 de junio de 2014

El complejo militar EEUU/OTAN van a causar derramamiento de sangre, pero cavarán su propia tumba. El mundo cambió y las medidas imperialistas perdieron su eficacia. Errores como el que se está cometiendo en Ucrania por parte de EEUU/OTAN, precipitarán su decadencia.
Se afirma con gran seguridad que la violencia es la única forma de derrotar a la oligarquía dominante. El imperialismo perdió el poder por medio de la inteligencia.
Los cambios en cantidad y calidad en un sistema lo modifican. El nuevo sistema o fenómeno no puede llamarse de igual, simplemente porque ya no es igual.
El contexto histórico en que ocurre el estudio y conclusiones de un fenómeno, no pueden ser aplicados directamente al mismo o similar fenómeno, si el contexto cambio. La historia es irrepetible.
El siguiente ejemplo, muestra de que manera el contexto modifica un fenómeno o proceso.
Cuando solamente se observa y juzga un aspecto de una contradicción, pareciera que ese aspecto es el que determina el proceso. Esto, es una visión lineal y subjetiva. Ambas contradicciones o aspectos contrarios de un proceso, tienen que ser observados para conocer dicho proceso.
Mucho tiempo después de haber perdido el dominio del mundo, los imperios siguen pensando en resolver sus problemas con métodos que dieron resultado en el pasado. Sólo que ya no funcionan y lo hunden cada vez más.
 Las drogas y las meta-anfetaminas han destruido irreversiblemente el cerebro de los que toman las decisiones políticas en EEUU. La destrucción que provocan ya no ofrece dividendos y los precipita a la decadencia.
La degradación de las prestaciones laborales, ya no significa una utilidad para las empresas capitalistas, porque la deuda y sus intereses es ahora el mayor flagelo para las empresas productivas. Mientras que para las empresas imperialistas, la buena administración y ventas, puede ser destruido por la especulacción, sin que puedan hacer nada para evitarlo.

domingo, 28 de julio de 2013

Comedores Comunitarios Distrito Federal

No Sólo de Pan...
Comedores comunitarios del DF
Yuriria Iturriaga
El 23 de julio de 2013 cumplió cuatro años de haber sido lanzado el programa de Comedores Comunitarios del Gobierno del Distrito Federal. Cuando se abrió la convocatoria para este proyecto, poco después de que propusimos al entonces Secretario de Desarrollo Social el de la Cazuela Popular, consistente en una cadena virtuosa de: productores directos y donativos-Banco de Alimentos-cocina con productos del día-puntos de distribución de guisos mexicanos gratuitos, fuimos muy críticas de la suplantación de nuestro propuesta por la otra que, entre otras cosas que cuestionábamos, iba dirigida a una capa de la población con recursos para pagar diez pesos por persona, pensando que el máximo compromiso del gobierno debía ser para quienes nada tienen. Cuatro años después, pienso que estos dos proyectos no son excluyentes y todavía deseo que antes de que acabe este sexenio se lleve a cabo el que atendería a una población indígena extraviada en la urbe, tanto como quienes cayeron a pesar suyo en la indigencia.
Mi reconsideración se debe al privilegio que tuve de ser invitada por la Secretaria de Desarrollo Social al cuarto aniversario de los Comedores Comunitarios festejado a un lado del monumento a la Revolución donde 195 cocineras de otros tantos comedores presentaron una muestra de sus platillos. Habiendo sido jurado de varios eventos gastronómicos, organizados por escuelas de este tema cuya semántica seguiré discutiendo, puedo decir que en ninguno encontré hasta ahora tanta creatividad alrededor de los insumos de nuestra alimentación tradicional como en esta muestra de guisos realizados por en su inmensa mayoría mujeres de poblados rurales o barrios populares de Xochimilco, Tláhuac, Milpa Alta, Tlalpan, Iztapalapa, Coyoacán, Cuajimalpa, Gustavo A. Madero…en fin.
El uso de los nopales en innumerables distintos guisos, la soya deshidratada en croquetas remojadas en salsas diversas o como relleno de chiles en nogada, o bien campechaneada con puerco o con atún, en ceviche con cebolla, cilantro, piña, jugo de zanahoria y guajillos o en tinga con setas ¡deliciosa! El amaranto en planta o huauzontle con sus propias semillas en el capeado, o mezclado en tortitas de plátano, calabaza o atún o en hamburguesas de pollo. Las increíbles albóndigas de avena, nuez, queso Cotija y chipotle o los tacos de delgadas tiras de zanahoria, espinaca, lechuga y queso panela. Las tortas de epazote capeadas en salsa esmeralda, los pipianes y los guisos con verdolagas, y las insólitas setas manitas empanizadas, delgadas y grandes como milanesas, con su indescriptible salsa…
¿Cómo podemos seguir pretendiendo que son los nutriólogos formados con base en planes de estudio extranjeros y los funcionarios gubernamentales quienes deben ir a enseñar a comer a nuestro pueblo? Es otra forma de discriminación el prejuicio que supone que los récords en obesidad y diabetes del pueblo mexicano se deben a queno sabe comer(sic) la gente. Cuando es el sistema económico dominante desde hace decenios el que sólo ofrece alimentos que engordan y enferman. ¡Démosle a nuestras familias campesinas la vía libre para producir y no sólo ellos tendrán una economía sustentable, también seremos un país autosuficiente y llegaremos de verdad, todos, al bienestar primermundista.
Y lo afirmo porque mi entusiasmo no sólo proviene de la constatación de que las mujeres mexicanas son excelentes cocineras sin haber asistido a academias de moda, sino además porque confirmé un olvidado fenómeno social: el que las mujeresalimenticias son eje centrípeto de la cohesión de la sociedad, al saber que los Comedores Comunitarios en muchas partes se han convertido en centro de reuniones sociales y productivas de la comunidad en la que están insertos. Talleres de labores manuales y de juegos educativos de mesa, lugares donde niños, mujeres, personas de la tercera edad se frecuentan y donde también se discuten proyectos hacia su propia sustentabilidad. Pues si bien se apoyan en un subsidio gubernamental del GDF, en productos alimentarios, y en la cuota de diez pesos que pagan los usuarios, el esfuerzo humano, el préstamo de espacios y su acondicionamiento, los servicios, en fin, son prácticas que despiertan consciencia, como diría el clásico, y comienzan a hacer crecer las expectativas a fin de que el programa crezca y perdure en el tiempo.
La demanda de que este programa se institucionalice legalmente fue recogida por dos asambleístas del DF que estuvieron presentes. Sus proyectos de relacionarse directamente con productores temporaleros para abaratar costos de perecederos, de tener acceso a crédito bancario o de convertirse en Asociaciones Civiles, son muestra de que nuestro pueblo aprovecha la menor oportunidad de trabajo en libertad, no para enriquecerse personalmente como muchos funcionarios, sino para organizarse y mejorar solidariamente. Recordando a Shakespeare: todo está bien si termina bien.

martes, 9 de julio de 2013

Traficantes de influencias, empresarios en extinción

Iván Jaime Uranga Favela


La mafia de traficante de influencia que ostentan ser empresarios y dictan la agenda política desde el Consejo Coordinador Empresarial y otras asociaciones similares, operan en el ambiente local con relativa destreza. La abismal diferencia de recursos que ellos manejan respecto al resto de la sociedad los convierte en intocables. No me refiero solamente a recursos económicos, sino a las conexiones con todos los poderes fácticos que existen en México, políticos, legislativos, judiciales y propiamente delincuenciales. Esto los hace campeones invictos. Solamente pierden cuando en una disputa están involucrados intereses de algún poder multinacional o de otro mafioso de la élite a que ellos pertenecen.
En el contexto internacional son muy vulnerables por lo que su comportamiento es sumiso. Durante los últimos 39 años que es el periodo de su surgimiento y auge, han apoyado todas las iniciativas que le permitieron a la oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional (omecafi), desmantelar el Estado-gobierno capitalista mexicano. De manera muy inteligente la Omecafi les ha permitido figurar  como dueños de las compañías estatales que se privatizaron, alimentando enormemente su ego. Sin embargo, salvo escasas excepciones, uno a uno termino como perdedor en ese juego que obedece a paradigmas nuevos que ya no responden a su pensamiento anclado en el sistema capitalista caduco, basado en la propiedad sobre los medios de producción y fabricación de mercancías para el mercado. Hoy en el Sistema Omecafi,  la producción, comercialización y ganancia, está dominada por los monopolios multinacionales de capital financiero intensivo, dónde las reglas del sistema capitalista ya no rigen, porque las decisiones importantes de poder emanan de los mercados financieros, que se imponen mediante especulación y usura.
 El cambio de paradigma los tomó por sorpresa, no sólo a ellos, sino al mundo entero, sucumbieron al canto de las sirenas, a la melodía de la flauta del Flautista de Hamelín. El dogma neoliberal de apertura de mercados globales libres a la competencia, dónde la oferta y la demanda decidiría el futuro de la especie humana, en realidad, a pesar de los millones de páginas que se han escrito, es que estos mercados libres nunca han existido ni existirán. Nadie puede competir en igualdad de circunstancias contra una multinacional altamente automatizada y con capital financiero intensivo, en prácticamente ninguna parte del mundo, salvo que ellas decidan no estar presentes. Esto anticipa la desaparición de la mayoría de las empresas todavía regidas por los paradigmas capitalistas de propiedad, que hoy subsisten como reminiscencias del pasado. En este tema la mafia mexicana traficante de influencias de manera inteligente ha buscado la asociación con las multinacionales, lo cual les otorga cierta protección temporal, es decir, mientras las multinacionales con más poder se benefician, solamente que el poder en el Sistema Omecafi actual no se comparte, se impone y, desecha a sus lacayos en cuanto dejan de servirle. La quiebra del banco Lehman Brothers es un ejemplo.
Como se avanza hacia la concentración del poder y la riqueza a alta velocidad, el sistema desecha a sus lacayos, mercenarios y sicarios a un ritmo que los obliga a buscar nuevas áreas de negocio. Todo recurso natural, conocimiento o valor humano con posibilidades de lucro será valuado en dinero y comercializado. En este contexto, los sistemas que sostienen la vida en el planeta están en posición muy vulnerable, anticipando la desaparición de la especie humana si esto continúa. En la desesperación por conservar su nivel de vida altamente consumista y derrochador, no les importa prostituir a sus hijos o vender a su madre, hacer negocios lícitos e ilícitos. La degradación ética y moral de estos engendros humanos no reconoce aún ningún límite. Los lacayos, mercenarios y sicarios, por egoísmo y miedo aspiran a ser Omecafi, la inmensa mayoría no lo conseguirán, pero en el intento son los que mayor peligro representan para la supervivencia de las especies vivas del planeta.
La mafia mexicana traficante de influencias, salvo raras excepciones, son perdedores: privatizaron los bancos y terminaron en manos de multinacionales; privatizaron ferrocarriles y también perdieron; privatizaron más de mil empresas estatales, unas cerraron y otras están siendo absorbidas por el capital financiero internacional; ni siquiera las empresas dónde el capital alguna vez fue 100% de sus padres (porque son juniors) como la  Cervecería Modelo, Bimbo, Cemex y otras las perdieron o están en proceso. Si esto no es ser empresarios inútiles ¿cómo se llama? No quiero hacer leña del árbol caído, porque no son los únicos perdedores, ya que los empresarios griegos, irlandeses, portugueses, italianos, españoles y otros incluso de países desarrollados, viven la misma pesadilla. Está terminando una época y no queremos entenderlo.
Solamente hablar de la mafia de traficantes de México que Andrés Manuel López Obrador describe muy bien en el libro “La mafia que se adueñó de México”, me dan nauseas. Sin embargo, por nefastos que sean, no son el enemigo principal. Concentrar los ataques solamente contra ellos, equivale a intentar patear las espinillas de los policías antimotines y los soldados (que no creo que se dejen). Tenemos que elevar el nivel del análisis y síntesis, partir de lo general a lo particular, ver la totalidad del bosque para tomar medidas con cada árbol.
Hay de perdedores a perdedores. Mientras en el nivel bajo de la sociedad nos preocupa que vamos a comer hoy, los empresarios medios tienen que preocuparse por la nómina de sus empleados, la servidumbre de sus casas, los abonos de la flotilla de autos y camiones, las materias primas, las refacciones, pagar las cuentas abultadas de las tarjetas de crédito, vender con utilidad las mercancías que se acumulan en las bodegas, etc. El nivel de vida nos crea necesidades, la mayoría de nuestra oligarquía doméstica esta a la baja en la satisfacción de dichas necesidades, solamente la “Mafia que se Adueñó de México” conserva cierta posición desahogada. Prevalece en el pensamiento colectivo la creencia de que una vez que termine la crisis “capitalista” las cosas volverán a ser como antes. Siento aclararles que el capitalismo industrial no regresará.
El Fondo Monetario Internacional ha documentado 147 crisis a partir de 1970, es decir, a razón de 3.4 conflictos de cambio por año. Millones de unidades productivas de mercancías fueron cerradas en todo el mundo y millones de trabajadores enviados al paro. En los países desarrollados ocurrió una desindustrialización y los ciudadanos se encuentran entre los más endeudados del mundo. ¿Qué significa esto? Que las crisis es el modo como el nuevo sistema Omecafi está desmantelando las viejas estructuras que impiden su crecimiento y la imposición al mundo de los nuevos paradigmas. ¿Qué raro? El alto índice de crisis comienzan con la guerra de Vietnam en curso, un año antes de la derogación del tratado de Bretton Woods, la desaparición del patrón oro y el nacimiento del dinero deuda en 1971. Con el sistema financiero a la cabeza incorporando de manera masiva la informática y la comunicación electrónica a sus operaciones.
La “Mafia que se Adueñó de México” seducida por la Omecafi con el dogma neoliberal, a pesar de ser excesivamente eficiente para aplastar al pueblo de México, no se da cuenta que al hacer el trabajo sucio a la oligarquía mafiosa especuladora canalla financiera internacional, está socavando su propia base de sustento, mientras se queda con las manos vacías. Posiblemente algunos todavía compartan buena parte del botín de las privatizaciones, pero se están acabando los activos estatales con posibilidad de venta. Quedan partes de CFE y PEMEX, pero lo demás es una miscelánea de productos sin peso en el mercado. El 30% del presupuesto federal tiene origen en PEMEX, al vender lo que resta habrán terminado de cavar su propia tumba. Los levanta-dedos del Congreso se felicitan por las reformas a las leyes que aprueban, cuando 30 centavos de cada peso que ganan se perderán. Nos dicen que el Producto Interno Bruto de México crecerá por la privatización de PEMEX, medio por ciento que no sirve para nada (BBVA).
Prisioneros de su propia estupidez continuarán cooperando con la omecafi a la entrega de los pilares que sostienen su mundo, que los desechará sin duda. Aplastando a su pueblo, mintiéndole, robándolo y cavando su propia tumba. En los dogmas que se enseñan en el ITAM, el CIDE y las universidades extranjeras no encontrarán buenas respuestas para un buen futuro de ustedes y su familia. Mucho menos para la conservación de la especie humana en el planeta. Enfrentados a su pueblo, base de sustento de sus privilegios que hoy tienen, caminan rumbo al fracaso. La única salida que tenemos frente al omnipotente poder de la omecafi es trabajar juntos, pueblo y los mafiosos que deseen reivindicarse, elevar la consciencia, aprender juntos a leer la realidad, juntos escribir la historia y avanzar en la construcción de un mundo mejor. Tendrá que ser por la vía pacífica o no será.



lunes, 19 de julio de 2010

Cambios siglo XXI


La nueva clase hegemónica mundial Oligarquía Mafiosa Especuladora Canalla Financiera Internacional (OMECAFI https://sites.google.com/site/fasdermex/omecafi), su líder es Ben Shallon Bernanke, La clase capitalista perdió su poder hegemónico y se encuentra en agonía. Los Estados-nación no son estados fallidos, se convirtieron en mercenarios al servicio de la clase OMECAFI, el pueblo de EEUU y su gobierno se encuentra sometido mediante las deudas de crédito hipotecario y al consumo, al igual que la Unión Europea. (Iván Jaime Uranga Favela)
Ver conferencia del Dr. Alfredo Jalife Rahme
http://vimeo.com/40009880
El país con mayor deuda en el mundo es EEUU, ver vídeo
http://vimeo.com/39883761

Capitalismo y Socialismo

Por Ali Van[1]

Los defensores del sistema capitalista en su prisa por vanagloriarse del triunfo sobre el socialismo y decretar el fin de la historia, a partir de la caída del muro de Berlín, considerando al “sistema triunfador” como la única forma en que los seres humanos podemos organizarnos, motivó mi inquietud por escribir este artículo. Más tarde contemplando las movilizaciones a nivel internacional en contra de la globalización y los tratados comerciales de libre mercado, comenzaron a surgir más dudas y el deseo de aclararlas. En este trabajo expongo algunos análisis, que considero todavía demasiado simplistas para mí, pero que pueden ser el principio para generar una polémica y con la ayuda de las ideas que surjan de ella aclarar mis dudas e insatisfacciones producto de mi ignorancia.
Los ideólogos del capitalismo afirman que desde que se inició la era industrial, ningún sistema social ha logrado los resultados en cuanto a éxito, definido éste, como el aumento material de los niveles de vida. Fundamentado en los móviles humanos del individuo, la codicia, el deseo de ser apreciado y el interés propio, teniendo como fin el crecimiento económico para unos cuantos (los capitalistas) y, de manera marginal, el aumento en los niveles de vida de las poblaciones de los países. Argumentan, que las contrapartes del sistema capitalista: el socialismo y el comunismo han perdido en la lucha. Ambos capitalismo y socialismo triunfaron y casi desaparecieron los sistemas feudales, pero el comunismo, fase superior del capitalismo, no ha existido en ninguna parte del mundo, el comunismo primitivo que aún subsiste en lugares muy apartados del planeta y zonas indígenas marginadas de muchas partes del mundo, no es el comunismo a que se refirieron en sus teorías sobre economía política Marx y Lenin, como el sistema social que acabaría con el capitalismo.
Cuando se hace referencia en los textos de economía política confundiendo los términos: socialismo y comunismo, de manera indistinta, más bien obedece a desconocimiento del marxismo-leninismo o bien, a posiciones ideológicas discriminatorias que, al no establecer la diferencia, confunden premeditadamente los términos, con el fin de descalificarlos a ambos como si fueran la misma cosa.
El socialismo al igual que el capitalismo ha tenido sus días de gloria y decadencia el primero a partir de su nacimiento en los inicios del siglo XX y el segundo desde el siglo anterior hasta el presente. Ambos sistemas sociales llegaron a tener influencia sobre la mitad del mundo aproximadamente. De acuerdo a la teoría de la contradicción, la extinción de uno de los contrarios, traerá como consecuencia el quebranto del otro, aunque algunos teóricos hayan decretado el fin de la historia y consideren que el capitalismo es el sistema que prevalecerá, la realidad es que los cambios profundos que están ocurriendo en el mundo, necesariamente, darán origen a otros contrarios y a otra contradicción y a cambios profundos en todos los órdenes tal como ocurrió con el invencible feudalismo y otros sistemas anteriores, que sucumbieron en la cúspide de su poder. Y es natural, después de llegar a la cima, todo el camino hacia adelante es pendiente abajo. “Pero aún cuando la competencia quede relegada a los libros de historia, algo está haciendo temblar los cimientos del capitalismo, que se parece a ese pez chino que aletea para encontrar su camino de retorno a un río que ya no existe.[2]

La declinación constante de la economía mundial (corregido por inflación)[3] a partir de la década de los setenta, en que el crecimiento disminuyó del 5% registrado en la década anterior (60s) a 3.6%, es decir, registrando una caída del 28%. Posteriormente, en la década de los ochenta el crecimiento fue de 2.8%, es decir, 44% menor a los sesentas y mostrando un crecimiento de 2%[4] en la mitad de la década de los noventa, es decir, una disminución del 60% respecto a la misma década de referencia (60s), nos muestra que algo esta ocurriendo, con el capitalismo. Ver la tabla siguiente:

Años

Crecimiento Anual de la Economía Mundial
Disminución respecto a la década 1960-1969

1960-1969

5%
0%

1970-1979

3.6%
28%

1980-1989

2.8%
44%

1990-1995

2%
60%
En diciembre de 1989, el mundo fue testigo de la caída de la bolsa de valores de Tokio, el índice Nikkei se desplomó desde 38,916 unidades a sólo 14,309 unidades registradas el 18 de agosto de 1992, la debacle superó en términos reales a la sufrida por la bolsa norteamericana entre 1929 a 1932.[5] Los valores de la propiedad en Japón disminuyeron en la misma proporción causando recesión. La producción industrial japonesa para 1994 había bajado un 3% por debajo de la obtenida en1992.[6] Los magos de la economía y los analistas predijeron un crecimiento para 1995, sin embargo, este no se dio y en 1996 iniciaron con crecimiento cero. Esta situación tiene una gran importancia para el sistema capitalista, pues no estamos hablando de un país del Tercer Mundo, sino de la segunda economía más importante, de un sistema que se tambalea.
Europa occidental en los años sesenta tuvo índices de desempleo de la mitad de los registrados por Estados Unidos, ya para el año de 1995 el índice de desempleo era de 10.8%, contra 5.4% en los Estados Unidos.[7] En términos netos, no se ha creado un solo empleo en toda Europa en el periodo comprendido de 1973 a 1994.[8] Europa es un polo de desarrollo del capitalismo muy importante, el cual esta lidiando con problemas económicos que se agravan con el transcurso del tiempo. El porcentaje de la fuerza de trabajo de la población europea, incluyendo a todas las personas en edad laboral, que se encuentran desempleadas alcanza cuando menos el 20%. Hemos sido testigos de las manifestaciones de jóvenes en los últimos meses. (2005)
Estados Unidos generó en este mismo periodo 38 millones de nuevos empleos netos, contando con sólo el 33% de la población de Europa. El producto interno bruto per capita (PIB/habitante) corregido por la inflación, aumentó un 36% en el periodo de 1973 a 1995. Sin embargo, los salarios reales por hora disminuyeron 14%, para todos los trabajadores que no tenían personal a su cargo (los no supervisores).[9] Hay que señalar que los aumentos de salarios en la década de los ochenta se concentraron en el 20% superior de la fuerza laboral, mientras el 1% superior acaparó aumentos por 64% en su salario.[10] En la sociedad Norteamericana se han profundizado las desigualdades sociales, lo cual no tendría importancia si se tratara de cualquier país, pero da la casualidad que es la casa del país capitalista más poderoso del mundo.
Hay un país que acató todas las recomendaciones del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y otros organismos del capitalismo internacional en 1994, tenía entre sus “aciertos”: presupuesto equilibrado; privatizó más de mil compañías propiedad del estado (más bien del pueblo); redujo reglamentaciones gubernamentales; acordó reducir unilateralmente los impuestos aduaneros y firmo un acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y Canadá. Todas estas medidas elevaron a héroe económico internacional a su flamante presidente de la república Carlos Salinas, que gobernaba con mano tan firme, que las pocas voces críticas que se alzaron contra él, fueron acalladas, ni se veían ni se oían. Ante una oferta tan apetitosa, el capital privado ingresaba al país en abundancia. Las revistas de negocios peleaban por las entrevistas y las fotos de Salinas aparecían en las portadas, México se había convertido en el Tigre de América.
¿Qué sucedió en abril de 1995, al despertar de aquel sueño? 500 mil trabajadores perdieron su empleo, otros 250 mil en peligro de engrosar las filas de los desempleados, rompimiento de cadenas productivas.[11] El poder adquisitivo declino 30%. Nadie podía explicar que había sucedido, ni los analistas económicos, ni los magos, Salinas lo atribuía al “error de diciembre”, se implementó un rescate de los Bancos que endeudaba a las futuras generaciones de mexicanos (FOBAPROA), se rescató a los ricos y se hundió a las clases sociales económicamente inferiores y desprotegidas. Adiós a la dirección de la World Trade Organisation (WTO), a la que Salinas aspiraba. Ahora aparecía Salinas otra vez en las revistas, solo que ahora como incompetente, corrupto y posiblemente como socio de traficantes de droga, huyo del país y su hermano incomodo encarcelado. Era más fácil culpar a Salinas que al sistema capitalista.
¿Se habían equivocado los analistas y magos de la economía internacional? ¿Sus recetas fueron veneno puro? La verdad es que la mayoría no sabe y los que saben no quieren decir, porque el omnipotente y fundamentalista mercado nunca se equivoca, ¡faltaba más! Los lideres de economías de mercado deben aplicar estas políticas, porque son las más recomendables, si algo no sale como se planeó, no hay problema, en el camino debe haber muertos. Desde luego que los fantasmas de estos muertos pueden cargar con otro difunto: el sistema entero. ¡Posiblemente ya comenzaron!
Puede ser que algo interno al capitalismo ha cambiado para causar estos resultados. Al desaparecer los enemigos del capitalismo cargaron con las verdades eternas: el dejar operar a los mercados, el crecimiento, el empleo pleno, la estabilidad financiera, el aumento de salarios, la mejora de la calidad de vida..... ¿Qué se yo? ¿Qué puede hacer el capitalismo para sobrevivir? ¿Dónde están los analistas y los magos de la economía, que no dan soluciones? ¿Dónde será el próximo descalabro de la estabilidad económica internacional?
Cualquier proyección sobre el futuro será errónea si no tiene en cuenta “ese algo” o punto critico, que esta trastornando las fortalezas internas del capitalismo.
El socialismo (aclarado el error de llamarlo comunismo), al ser resultado de ideas revolucionarias, construyó sociedades que requerían un individuo nuevo, pero el fracaso en crearlo en cantidad y calidad es evidente. El impulso revolucionario fue perdiendo fuerza, ya en la segunda y tercera generación, con dirigentes ideológicamente socialistas, burocratizados, conservadores en la práctica diaria, aun por encima de otros elementos de la sociedad, resultaron ser los defensores sociales más renuentes al cambio. La dictadura del proletariado se volvió dictadura de una elite, con el proletariado ausente.
El socialismo llamado por el marxismo-leninismo fase de transición al comunismo, introdujo la competencia al capitalismo, con un impulso tal, que la mayoría de las instituciones y programas sociales del capitalismo tienen como origen el tratar de igualar los beneficios asistenciales a la sociedad de su contraparte, no porque fueran almas caritativas, sino porque la sociedad, sobre todo la organizada y más conciente empujaba en esa dirección y, ante la disyuntiva de perder el poder y fracasar anticipadamente preferían ceder, era mejor perder una pluma que el gallo completo, razonaban. Contrariamente a lo que se puede pensar a primera vista, la fortaleza adquirida por el capitalismo al crear las instituciones sociales, les permitieron oponerse en mejores condiciones a su contraparte: el socialismo.
Alguna vez los conservadores de Estados Unidos, despectivamente se referían a los gobiernos demócratas como: pinches socialistas. Aseguraban incluso que Estados Unidos era más socialista que la URSS. En un recuento de las prestaciones sociales del pueblo norteamericano, no estaban tan equivocados, por lo menos hasta que gobernó Ronald Reagan y eliminó gran parte de las medidas sociales y privilegió con exención de impuestos a las clases más altas de la sociedad. Ahora a los gobiernos del Tercer Mundo que subsidian a las clases más desprotegidas de la sociedad, se les llama populistas.
Las aportaciones del sistema capitalista y su contraparte el sistema socialista, en cuanto al progreso material y tecnológico de la especie humana, por evidente, esta fuera de discusión. La discusión actual realmente se ha centrado en lo que no aportó en referencia al bienestar humano y la destrucción de la naturaleza que causaron y siguen causando con su peculiar manera de apropiarse de ella.
Hay un chiste buenísimo respecto al mercado: A Saúl un comerciante judío le llega un cargamento de 10 mil latas de sardinas procedentes de México, paga por ellas 50 mil pesos, después de verificar que no falte ninguna caja, inicia su labor de venta ofreciéndoselas a Isaías, dice: Isaías, te vendo 10 mil latas de sardinas que traje de México, te las doy baratas a 150 mil pesos. Isaías contesta: ¡están muy caras te doy 70 mil! Saúl dice: ni tu ni yo, hermano, déjame siquiera recuperar mis gastos dame 80 mil. Isaías, ya pensando en hacer negocio, dice: esta bien, hermano, déjame contar las cajas. Acto seguido pago el dinero. Isaías, inmediatamente, va a casa de Abraham y le ofrece: Abraham, hermano, cómprame 10 mil latas de sardinas de calidad superior, solo quiero recuperar mis gastos dame 200 mil pesos. Abraham dice: estás loco, hermano, no me interesan, y en caso de animarme, sólo puedo pagarte la mitad, ni un centavo más. Isaías contesta: Hermano, ayúdame, no ves que en este negocio puedo perder hasta la camisa, dame siquiera 150 mil, son sardinas calidad superior. Abraham contesta: esta bien. Cierran el trato y paga. Al día siguiente... Abraham viene a ver a Isaías bastante molesto y dice: Isaías, las sardinas que me vendiste ayer están echadas a perder. -¿Cómo? ¡Intentaste comerlas! ¡Si serás tonto hermano!, esas sardinas no son para comer, son para hacer negocio, antes de hablar mal de ellas y que alguien se entere, mejor búscales cliente has negocio- Dice Isaías.
Los que han alcanzado éxito en el sistema capitalista, al acumular riqueza económica, en cantidades que por su cuantía, nunca podrán gozar cabalmente en su vida, porque con la riqueza económica sucede algo muy curioso, en cuanto ésta rebasa la dimensión humana para causar alguna satisfacción, se convierte en un fardo con el cual tienen que cargar y volverse cada vez más sofisticados en cuanto a seguridad, el dilema ahora es conservar la riqueza por el resto de su vida. Es decir, cuidar su integridad y la de sus bienes, tienen seguridad privada y exigen al gobierno que también los proteja. De alguna manera mientras más posesiones tienen, menos las disfrutan, estas se convierten en una dulce trampa, les causan mucha satisfacción y también muchos desvelos. ¿Qué soy exagerado?, solo contemplen la altura de las bardas de las casas de las colonias de alto nivel económico, las casetas de vigilancia, las rejas electrificadas, los carros blindados e infinidad de sistemas de seguridad. Prisioneros de su miedo, mermadas sus posibilidades de libertad, atrapados por un ejercito de servidores pendientes de adivinar, crear, simular, estimular, adular, cumplir todos sus deseos y, de ser posible, en un descuido robarles, al fin tienen mucho. Si eso no es perder la libertad, ¿Cómo se llama?
Hay millonarios en Estados Unidos (el mundo y en México) que ni siquiera tienen una idea remota de sus propiedades, pues al tener decenas de operadores financieros, comprando y vendiendo a diario acciones y bienes materiales (para hacer negocio), hace mucho tiempo que perdieron, por su misma dimensión humana, la cuenta de sus propiedades. El ser humano no cambia su naturaleza biológica con el aumento de sus bienes económicos. Independientemente de su riqueza económica, necesariamente, tiene los mismos requerimientos biológicos que los demás seres humanos, cualquier exceso que cometa en la satisfacción de esos requerimientos esenciales es castigado en su salud. Sin embargo, quien acumula riqueza, termina atrapado por ella, pues el impulso de cada vez obtener más, es inherente a las leyes del capital, debido a que el crecimiento económico individual, empresarial, corporativo y social, es el motor que impulsa al éxito en el capitalismo. En esta dinámica, el éxito de un grupo cada vez más reducido de triunfadores, genera un amplio grupo de perdedores, que al incrementar su número se convierten en una amenaza para las posesiones y la integridad física de los triunfadores. De alguna manera intuyen que si su riqueza deja de aumentar, esa debilidad será aprovechada por sus competidores, siempre prestos a destruir a los más débiles y de esta manera, convertirse en perdedor. El número de empresas esta decreciendo en el mundo y sus mercados siendo absorbidos por las empresas transnacionales. En los juegos infantiles con canicas, cuando algún niño gana todas las canicas de los demás, se termina el juego, pues nadie, excepto el ganador, tiene canicas para seguir jugando, el capitalismo es un juego parecido.
Los organismos internacionales: Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo y todas las fundaciones de ayuda a los países subdesarrollados diagnosticaron que los problemas económicos de éstos países eran originados por tener estados demasiado obesos y que sustituían a la iniciativa privada en los servicios de electricidad, el agua, la minería, la producción petrolera, la telefonía y otras áreas de servicios, llegando a recetar a todos los países subdesarrollados la privatización de todas esas empresas, sin considerar que al venderlas, los Estados nacionales se debilitaban. Pareciera que se propusieron la desaparición de los Estados capitalistas más débiles. ¡Afortunadamente no lo han logrado!
En el caso de Latinoamérica a más de 20 años de aplicadas las recetas económicas, el resultado es millones de seres humanos en pobreza extrema y un pequeño grupo de empresarios cómplices en cada país disfrutando de una riqueza económica que es un insulto para las sociedades de esos países, Günter Grass afirma: “Como antisocial se entendía a una persona que no tenía ganas de trabajar. El antisocial de hoy en día conduce un Mercedes, es presidente de un consorcio o de un gran banco. Es aquel gerente de una empresa que, en el informe anual de accionistas, anuncia que ha logrado que su empresa no haya tenido que pagar impuestos, a pesar de sus fabulosas ganancias y a pesar de haber solicitado de sus trabajadores que renuncien aún más a sus derechos. Estos personajes son antisociales, en el sentido que se han desprendido de su responsabilidad como ciudadanos. En este contexto, además, les gusta aparecer como “actores globales.”
Lejos de lo que se puede pensar, de que los damnificados del sistema son únicamente los trabajadores asalariados de cada país, el daño inflingido a los capitalistas de los países subdesarrollados es brutal. Muchos empresarios que heredaron el negocio de la familia y otros que a través de un gran esfuerzo y tráfico de influencias habían acumulado fortunas, hoy día sobreviven de manera precaria, subempleados, sino es que han engrosado las filas de los desempleados, algunos al perder sus fortunas desarrollaron enfermedades como la diabetes, otros tuvieron paros cardiacos, en México esta clase de empresarios eran millones, incluso la comunidad judía está muy lastimada. El debilitamiento del Estado capitalista de su país y la privatización de las principales empresas que eran sus clientes casi los arruinó.
En las empresas que siguieron perteneciendo al estado, con el pretexto de financiamiento, establecieron contratos de servicios múltiples, los cuales concursan amañadamente (corrupción mediante) a nivel internacional o exigiendo capital social muy alto, poniendo fuera del alcance de los proveedores nacionales casi cualquier proyecto. Hay edificios de oficinas enteros vacíos, dónde operaban las pequeñas empresas proveedoras de Comisión Federal de Electricidad, Luz y Fuerza, Petróleos Mexicanos, Telmex y otras empresas del Estado. El sistema capitalista global demoliendo al sistema capitalista doméstico. El micro empresario proveedor de esas pequeñas empresas que desaparecieron, tuvo que reducir su nivel de vida y ajustarse a sus nuevos ingresos, no puede cerrar sus operaciones, pues no tiene otro modo de vivir. Algunos han intentado a través de los partidos políticos incrustarse en la burocracia del país. Sin embargo, la repugnancia que siempre han provocado en los ciudadanos los políticos y la sucia y corrupta política que se ha practicado en América Latina, ha convertido a la sociedad entera en analfabetos políticos y Bertol Bretcht dramaturgo alemán nos dice:
“El peor analfabeto es el analfabeto político, el que no oye, no habla, no participa en los acontecimientos políticos: no sabe que el costo de la vida (el precio de los fríjoles, del pescado, de la harina, del calzado y medicinas) depende de las decisiones políticas.
El analfabeto político es tan animal que se enorgullece e hincha el pecho al decir que odia la política; no sabe el imbécil, que de su ignorancia política proviene la prostituta, el menor abandonado, el asaltador y el peor de los bandidos: el politiquero aprovechador, embaucador y corrompido, lacayo de las grandes empresas nacionales y extranjeras.”
En el 2009 asistimos al gran espectáculo del Estado más poderoso económico y militar del mundo, en el más puro POPULISMO propio de países subdesarrollados rescatando deudores de la banca (claro que allá son empresas transnacionales) General Motor, Citybanck, Chrysler, la Bolsa de valore de Nueva York y otras. ¿No aplicó las recetas del BM y el BID? No funcionó la mano invisible del libre mercado, en vez de privatizar las estatizo.
Sospecho que al sistema económico y social que estamos viviendo deberíamos buscarle nombre. Estoy seguro que ya no podemos llamarle sistema capitalista, no importa que en el 80% del mundo subsista su moral, sus instituciones económicas internacionales, la forma de hacer negocios y muchos otros mecanismos netamente capitalistas, el sistema cambió. Me van a decir que es parte de las crisis capitalistas como otras que ocurrieron en el pasado, de las cuales el sistema ha salido avante. Esta vez tuvo que recurrir a medidas que siempre criticó y, lo más grave han crecido los cinturones de miseria en las ciudades norteamericanas antes prosperas, se des-industrializó, muchas cadenas productivas fueron desmanteladas y llevadas al Tercer Mundo, está enfrascado en dos guerras cuyos costos son muy altos, que en las circunstancias actuales si la prosigue pierde y si abandona pierde.
Hay que recordar que aún subsisten enclaves del sistema feudal en algunos países, cuando el capitalismo barrió con éste sistema, hasta casi desaparecerlo, durante dos siglos el 19 y el 20. Sin embargo, el sistema feudal pasó a la historia, sus reminiscencias sólo confirman su desaparición. Posiblemente, con el sistema capitalista está ocurriendo lo mismo. Trascurrieron muchos años y fue muy dolorosa para los seres humanos la desaparición de la era feudal, tenemos que aprender de la historia logrando una transición más rápida y amable.
El gran poder de las transnacionales se sustenta en la seducción que produce en los millones de desamparados del sistema y en los sicarios que obtienen algún beneficio de su existencia. En vez de generar empleos, allí dónde inicia operaciones los desaparece, utiliza todos los medios legales e ilegales para no pagar impuestos, es decir, no genera infraestructura y bienestar en las sociedades dónde supuestamente sirve, exporta la mayoría de sus utilidades hacia los países de origen. En la actualidad un porcentaje muy alto de su producción proviene de maquiladoras dónde los medios de producción no le pertenecen y no es patrón de los asalariados. Desde este punto de vista la mayor parte de su riqueza actual es virtual, la mayoría de sus capitales están invertidos en las bolsas de valores, dónde la propiedad está amparada por compromisos basados en la confianza de que el mercado capitalista siga operando y la confianza tiene que ser colectiva para que el sistema opere. Porque aunque hay muchas barras de oro y kilos de diamantes, toneladas de minerales y otros bienes, estos no alcanzan a respaldar todas las monedas que circulan en el mundo. Un derrumbe de esa confianza como el ocurrido por la crisis de los bienes raíces en 2009, pone en jaque todo el sistema.


[1] Ali Van, autoriza la reproducción total o parcial, por cualquier medio, del presente articulo. Convencido que el conocimiento pertenece a la humanidad entera y no a quienes los patentan y lo registran.
[2] Thurow, Lester. “EL Futuro del Capitalismo”. Ed. Javier Vergara, Buenos Aires, Argentina. 1996.
[3] International Monetary Found, International Statistics, Washington, D.C., varios anuarios; Stuart Holland, Towards a New Bretton Woods (Nottingham, R.U.; Russel Press, 1994), pág. 10.
[4] Consejo de Asesores Económicos, Economic Report of the President, 1995 (Washington, D.C., Government Printing Office), pág. 403.
[5] Holt, Richard. The Reluctant Superpower, (Nueva York: Kodansha International, 1995), pág. 246; “Stock Market Indexes”, Asian Wall Street Journal, 1° de enero de 1990, pág. 18 y 24 de agosto de 1992, pág. 22.
[6] Industrial Growth, The Economist, 16 de septiembre de 1995, pág. 122.
[7] Labour Pains, The Economist, 12 de febrero de 1994, pág. 74.
[8] Solow, Robert. Is All That European Unemployment Necesary?. The World Economic Laboratory, MIT Working Paper, Nro. 94-06.
[9] Economic Report of the President, 1995 (Washington, D.C., Government Printing Office), pág. 276, 311, 326; Consejo de Asesores Económicos, Economic Indicators, agosto de 1995, pág. 2, 15.
[10] Freenberg, Daniel R. y Poterba, James M., Income Inecquality and Incomes of Very High Income Taxpayers, NBER Working Paper Nro. 4229, diciembre de 1992, pág. 122.
[11] International Herald Tribune, “México”, 2 de mayo de 1995, pág. 1